Publicado: 19 de Septiembre de 2019 a las 09:26

Mi nombre es Francisco Javier Jelusich y me dedico a mi pasión, el mudo del masaje. Tras recibir los halagos y felicitaciones por los masajes que hacía a familiares y amigos, la curiosidad me invadió. Empecé a empaparme de conocimientos acerca de este intrigante sector para posteriormente sumergirme en diversos cursos relacionados. Cuatro años después, puedo decir que lo maravilloso de mi trabajo es, sin duda, poder ayudar física y mentalmente a las personas.

Mi formación consiste en un curso de Quiromasaje y otro de Reflexología Podal en la Academia Quiros de Vigo. En adición, con el aval de la Xunta de Galicia, resalta el curso de Masaje Estético y Técnicas asociadas de capacitación profesional, realizado en SHALOM, centro parasanitario de medicina natural de Vigo.